Tontunas a medianoche: Crea tu apodo de psicòpata

image

Anuncios

Ya no soy un friki

Cuando le pedí a Rosana que viniese conmigo al baile de Halloween, me miró con cara de asco y me llamó friki.

En el patio del instituto, Berto y su panda me agarraron, me dieron varios puñetazos y esparcieron por todas partes las hojas de mi carpeta. Todo mientras me llamaban friki.

Hoy en el baile por fin todo ha sido diferente, como yo lo soñaba. Cuando le clavé el cuchillo a Berto y sentí su sangre húmeda calentándome las manos, cuando agarré la peluca de la “Mujer Maravilla” que llevaba Rosana para poder tener su rostro a tiro y le hice esos surcos en esa cara que hoy me miraba con asco…  Hoy cayeron de rodillas ante mí y entre lágrimas de terror me llamaron monstruo.

Samhain_Halloween

Algo que deberías saber – Lemony Snicket

Muerte

“La mano derecha no sabe lo que hace la izquierda”, es lo que decimos cuando la gente debería saber algo que sucede a su alrededor, pero no lo sabe.Por ejemplo, tú deberías estar al tanto del hombre que te observa mientras duermes.

Es un hombre silencioso, por eso no te habías dado cuenta aún.  No sabes cómo entra en tu casa o cómo se abre camino hasta la habitación en la que duermes. No sabes cómo puede mirarte tanto tiempo sin pestañear ni cómo puede desaparecer sin dejar rastro cuando sale el sol.

Tampoco sabes dónde ha comprado ese largo y afilado cuchillo, curvado como una luna creciente, que sujeta con la mano izquierda a veces sólo a unos milímetros de tus ojos, que están cerrados y se mueven mientras sueñas.

Eso sí, él tampoco lo sabe todo de tí. No sabe qué sueñas, pero quizá no le interese. Tiene la ropa arrugada y llena de desgarros por todas partes. Una de las mangas de su abrigo es más larga que la otra, quizás para ocultar la mano derecha. La manga es tan larga que si te despertaras y lo vieras, cosa que nunca sucede, posiblemente no te darías cuenta de que su mano es deforme y siniestra. En la oscuridad de la habitación tardarías bastante en descubrir que le faltan tres dedos.

Viene a verte cada noche. Su mano derecha no sabe lo que hace la izquierda.

….

¿Os suena el seudónimo de Lemony Snicket ? Seguro, porque es el autor de “Una serie de catastróficas desdichas”, una entretenida saga que podeis localizar en las Bibliotecas Municipales y que fue resumida para guionizarla y rodar una extraña delicadeza allá por el 2004.

Sangrienta navidad

La navidad se acercaba rápidamente a nuestro pequeño pueblo. Todo el mundo estaba atareado, corriendo de aquí para allá, en busca de las mejores ofertas y los mejores regalos.  Las cegadores luces de los porches de las casas iluminaban las calles como pequeñas estrellas .Y casi sin darnos cuenta, llegó la nochebuena.

Invitamos a toda la familia, incluso al tío Ray, el extraño y amargado tío Ray que únicamente se dejaba ver por nuestra casa por navidades. No hablábamos nunca de el, y aún así, seguía viniendo todos los años.

La familia al completo se juntó en nuestra casa, incluyendo obviamente, al viejo tío Ray. Tras un montón de besos manchados de pintalabios, nos sentamos alrededor de la mesa decorada con velas y pequeñas figuritas de angelitos. Los mayores charlaban agradablemente, mientras mi hermanito pequeño bailaba en el salón, gritando: ¡Ya llega Santa Claus!

-Cariño, ¿Qué tal las notas?.

-Bien, bueno..Supongo.- dije encogiendo los hombros.

-¿Qué, ya te has echado un noviete?

Cotillas.

-No- respondí rotundamente.

Y así transcurrió la noche. El tío, ajeno a todo, dormitaba sobre el sillón, junto al fuego.

O eso me parecía, porque cuando me acerqué,  abrió mucho los ojos. Le miré fijamente. Su expresión era de profundo desagrado. Sin saber muy bien lo que hacía, le pregunté:

-Tío, ¿Tú odias la navidad?

-¿Que si odio la navidad..? Que si odio la navidad, dice…-carraspeó siniestramente.

Me miró, y entonces lo ví. Ví ese deje de triste locura en sus ojos negros.

-La mató. ÉL la mató.

-¿Quién?¿Quién..la mató?-pregunté asustada.

-SANTA…CLAUS.

No. El tío estaba..estaba desquiciado. Totalmente. Santa Claus no existió, ni existe, ni existirá. Nunca. Jamás. Eran los padres, los que dejaban los regalos, los que se bebían la leche y se comían las galletas.

-Santa Claus no es real.

Me alejé rápidamente, antes de que respondiera, y me senté con mi familia de nuevo. Intenté apartar la conversación de mi cabeza, sin resultado alguno.

Al final, estaba desesperada, y subí a mi habitación. La verdad es que NO me gustaba nada tener a un loco en la casa. Me tumbé sobre la cama y me quedé muy quieta, hasta dormirme. Soñé con regalos enormes, que al abrirlos, escupían sangre, y en un asesino que me perseguía, con un ridículo disfraz de Santa Claus.

Desperté más o menos sobre las ocho. Lo supe por los débiles rayos que se filtraban por mi ventana. Y entonces lo recordé. ¡Hoy era navidad! Bajé rápidamente al salón donde me esperaba un gran paquete rojo escarlata decorado con una cinta verde, bajo el árbol.

Deshice el lazo en un abrir de ojos, y abrí rápidamente el paquete.

Quise gritar, pero no pude. La voz se había esfumado por la impresión y el horror de la imagen que tenía ante mi.

Las cabezas de mi hermano, mi madre y mi padre estaban en frete mío, con una horrible expresión de miedo en el rostro. Para darle el toque de gracia, les habían dibujado una sangrienta sonrisa sobre la comisura de los labios, y les habían decorado la cabeza con unos rojos gorros de Santa Claus. Y lo peor de todo fue, la nota escrita en sangre que rezaba: ¡FELIZ NAVIDAD! CON MUCHO CARIÑO, DE TU TÍO RAY.

images

Como saber si eres un Psicópata

El cerebro de algunos humanos se comporta de forma diferente. Y seguramente una de las anomalías que más nos llama la atención es la que crea psicópatas.
Se dice que la característica principal de un psicópata es que carecen de emociones, de la capacidad de situarse en el lugar de otra persona para siquiera imaginar su sufrimiento. Hare, profesor de la Universidad de la Columbia Británica, dijo que “Un psicópata puede entrar en tu cerebro e intentar imaginar lo que piensas, pero nunca podrá comprender cómo te sientes.”
La pregunta del millón es, ¿eres tú un psicópata?Quizás lo eres y aún no lo sabes…Existe un experimento clásico y muy sencillo que te puede dar una primera indicación las inclinaciones psicópatas de cada uno.El test del psicópata consiste en ver si de forma natural encuentras la solución al enigma os voy a decir a continuación:

1º“Una mujer está en el entierro de su madre junto a su hermana,  y de repente ve un apuesto señor apoyado en un árbol del cementerio mirándola fijamente. Esta lloviendo y ella se acerca a él para refugiarse en su enorme paraguas negro. La mujer, sonrojada, lo mira intensamente… Durante los días siguientes lo sigue, lo busca, lo ve… y poco a poco se enamora locamente de él, pero nunca le dice nada. Un día, le pierde la pista. Lo busca sin éxito y pasan varios días sin volver a verlo. Un buen día la mujer mata a su hermana.”

¿Qué le ha llevado a matar a su hermana?
Sólo los psicópatas encuentran la respuesta evidente… ¿Tú? Dejar vuestra respuesta en los comentarios.
 
Bien, ahora una prueba mas o menos sencilla. Tienes 10 segundos para contar las F del texto. Si lo haces en más, no vale.
 +++++++++++++++++++++++++++
FINISHED FILES ARE THE RE-
SULT OF YEARS OF SCIENTIF-
IC STUDY COMBINED WITH THE
EXPERIENCE OF YEARS
+++++++++++++++++++++++++++
Respuesta al final del post.

¿Alguna vez te preguntaste si tu mente es normal o si es diferente?
Bueno, ¡haz seriamente el ejercicio de reflexión que sigue y encontrarás la respuesta!

Sólo tienes que seguir las instrucciones y responder a las preguntas una por una y lo más rápidamente posible, pero no avances antes de completar la anterior. No tienes que escribir tus respuestas. ¡Te sorprenderás con el resultado, garantizado!

15 + 6

3 + 56

89 + 2

12 + 53

75 + 26

25 + 52

63 + 32

¡Sí, es difícil calcular, pero es el verdadero ejercicio!
Así que… ¡coraje!

123 + 5

¡Rápido! PIENSA EN UNA HERRAMIENTA Y UN COLOR !

Prueba del pie derecho inteligente

Vale la pena intentarlo, es increíble … pero cierto..
Lo que sigue es tan extraño que reta cualquier entendimiento. Y estoy dispuesto a apostar que estáis dispuestos a intentarlo al menos 50 veces para ver si sois más astutos que vuestros pies. ¡Pero no se puede!

Prueba….

1.- Mientras estás sentado en tu escritorio, levanta el pie derecho del suelo y haz círculos en el sentido de las agujas del reloj.

2.- Mientras haces los círculos con el pie derecho, dibuja el número 6 en el aire con tu mano derecha…
¡Tu pie cambia de dirección!

¡Es imposible!

1º: Para volver a ver al hombre, porque si fué al funeral de la madre, también irá al de la hija.

2º Hay 6 ”F”. Si has contado 3, eres una persona normal. Si has contado entre 3 y 5, eres raro. Y si has contado las 6, eres un verdadero genio!

3ºSi has pensado en un martillo rojo, eres como el 98% de la población. Si eres del 2% restante, tienes una mente muy diferente a la de los demás por pensar en otra cosa.