El pequeño y su juguete

image

Lund, una bonita localidad al sur de Suecia, tiene un cementerio hermoso y melancólico, como tantos otros , pero a la vez con sus particularidades, como cada camposanto.
Una de las esculturas funerarias más sorprendentes y delicadas de este lugar  es la imagen de un niño flanqueado por dos angelicales alas. Eso significa que los familiares del pequeño lo ubican en los cielos, pero además de otorgarle alas sus padres quisieron hacerle otro homenaje. Y es que si bien la escultura es aparentemente clásica, sin necesidad de fijarnos demasiado ya vemos que el niño está ensimismado toqueteando una suerte de juguete moderno.

image

Al acercarnos un poco más distinguimos con claridad en qué se entretiene la angelical criatura: está jugando con una  Game Boy Advance SP que Nintendo sacó en el año 2003.  Y ahora sí, a pocos centímetros de sus pétreas manos averiguamos incluso el juego favorito de este niño que dejó una ausencia inborrable cuando sólo contaba con 5 años.

image

Descanse en paz este pequeño, velado eternamente por su fiel pokemon. 

image

Anuncios