Leyendas urbanas japonesas: Kushisake Onna “La mujer de la boca cortada”.

 

Kushisake-Onna (la mujer con la boca cortada) es una leyenda de la mitología japonesa. Trata sobre una mujer que fue asesinada y desfigurada por su esposo, convirtiéndose en un Yokai, o lo que es lo mismo, un espíritu demoníaco que regresó para vengarse.

La leyenda dice que hace mucho tiempo había una preciosa pero vanidosa mujer que se casó con un samurai. La bellísima mujer era pretendida por muchos hombres y acostumbraba a engañar a su marido. El samurai sabía de las infidelidades de su esposa por lo que un día en un ataque de celos y furia le cortó la boca de un lado a otro mientras gritaba:
¿Piensas que eres hermosa?

¿Quién va a pensar que eres hermosa ahora?
Se dice que desde entonces una mujer con la cara tapada, por una máscara como la que usan los cirujanos, vaga por las calles de Japón. Cuando encuentra a un hombre joven (mujeres según otras versiones) se acerca y les pregunta con el rostro cubierto:
¿Soy hermosa? 
Recordemos que en Japón el uso de máscaras para evitar enfermedades y no respirar el aire contaminado es bastante habitual, por lo que los chicos normalmente al ver sus bonitos ojos y sus suaves rasgos responden que SÍ. En ese momento la mujer retira la máscara dejando al descubierto la horrible hendidura que se extiende de oreja a oreja con una escalofriante sonrisa. Y les pregunta de nuevo:

¿Y ahora? 

Todo aquel que dice que NO, se asusta, grita o muestra el miedo en su cara es atacado por el espíritu que con unas tijeras gigantes les corta la cabeza.

Sí la víctima responde de nuevo que  ”solamente” le cortará la boca de lado a lado para que sufra su misma suerte. En otras versiones si respondes afirmativamente las dos veces la mujer te seguirá hasta la puerta de casa donde te  asesinará igualmente, ya que “kirei” en japonés para hermosa o linda es muy parecido a decir “kire” que significa cortar.

Existen otras versiones en las que si respondes que “Sí” cuando ella se quita la máscara, te dará un brillante y valioso rubí cubierto de sangre y se irá.

Es imposible escapar de Kuchisake-Onna, puedes salir corriendo pero aparecerá frente a ti de nuevo. Hay varias formas de escapar que varían según la versión de la leyenda:

– Puedes contestar con otra pregunta: ¿Y yo? ¿Soy hermoso? Eso confundirá al espíritu que se quedará pensativo dándote tiempo a escapar.

– También puedes llevar dulces contigo y se los tiras o simplemente se los ofreces quedará contenta con el regalo y te permitirá marcharte.

 

10 leyendas urbanas japonesas

 

Resultado de imagen de kuchisake onna la mujer de la boca cortada

“Charlie Charlie” la leyenda de este juego

En los últimos días, un inocente juego se ha apoderado de las redes sociales. Y es que, centenares de jóvenes han practicado este misterioso ritual llamado ‘Charlie Charlie’.

El juego consiste en colocar dos lápices cruzados sobre un papel con dos respuestas escritas: sí o no. Sin embargo, la viralización de este video no sería espontánea, si no parte de la campaña publicitaria de una película pronta a estrenarse.

Este tipo de prácticas no son tan inocentes como parecen, según los especialistas, si una persona de carácter débil realiza el juego podría verse afectada de diversas formas. Por ejemplo, podría tener un cargo de conciencia y estar psicológicamente afectado.

Algunos escépticos aseguran que el movimiento de los lápices se debe a factores ambientales que no tienen nada que ver con los espíritus.

 

¿Cuántos humanos han vivido en la tierra?

Uno de los bulos demográficos más extendidos es que el número de personas que viven actualmente en el planeta (alrededor de 7.000 millones de personas y subiendo) excede al número total de humanos que poblaron alguna vez la Tierra durante los siglos anteriores. La realidad, según los cálculos realizados por Oficina de Referencia de la Población (Population Reference Bureau), es muy distinta: como podéis ver en el gráfico  el número de humanos vivos actualmente es apenas una pequeña fracción de los que vivieron alguna vez.

Para realizar la estimación, el demógrafo Carl Haub decidió empezar a contar desde hace unos 50.000 años, en la que no hay duda que ya había Homo sapiens poblando nuestro planeta. Aunque no hay mucha información, Haub calculó los ritmos de crecimiento demográfico en diversas etapas históricas y llegó a la conclusión de que en este periodo de 50.000 años nacieron y murieron unos 107.000 millones de personas en el planeta. En cifras globales, los muertos del planeta superan por 100.000 millones a los vivos actualmente, así que si hubiera un apocalipsis zombi tendríamos que combatir contra un ejército bastante superior en número.

cuantoshumanostierra
Fuente: revista QUO

Leyenda de terror: la tele, por Terrorífica Arancha

Esta leyenda urbana nació a mediados de la década pasada cuando se comenzó a contar la historia de un niño de 7 años, que cuando iba a dormir a su habitación apagaba el televisor y lo cubría con una manta. Sus padres estaban muy sorprendidos con estos hechos y decidieron preguntarle: Hijo, ¿porque cubres la tele por la noche? Esta cuestión fue seguida por una enigmática respuesta: “Porque ellos pueden entrar”. Los padres se quedaron pensando ¿Quienes serán ellos?

Obviamente los padres creyeron que se trataba de un juego de niños como un amigo solitario o algo parecido por lo que no le dieron importancia y su vida seguía normalmente. Un noche tenían que dejarlo solo ya que querían  ir a una fiesta por lo que decidieron contratar una niñera para que lo cuidara hasta que ellos regresaran.

Los padres volvieron de la fiesta alrededor de las 2 de la mañana y apenas entraron vieron a la niñera llorando con desesperación. Al preguntarle que había sucedido la joven respondió que se lo habían llevado.

Corriendo con desesperación a la habitación de su hijo vieron con horror un rastro de sangre de la cama al TV, que estaba encendido en una señal de interferencia….

image

El examen

AkatsukixShihana

Iluistración: AkatsukixShihana

Silvia no sabía interpretar lo que le sucedía en aquel oscuro internado. Ella, que había sido una alumna modélica en los colegios por los que había pasado ahora no era capaz casi ni de aprobar las asignaturas más sencillas. Su mundo se estaba derrumbando; su padre, que hasta ese momento había estado orgulloso de ella no paraba de regañarle por teléfono cada vez que recibía las notas del trimestre. Tampoco ayudaba mucho la meteorología. Observar cada mañana la abundante lluvia que empapa la campiña inglesa que rodeaba el internado la deprimía.

Las notas conseguidas en los trimestres anteriores la habían empujado a una situación comprometida: se tenía que jugar la nota final en un solo examen. Toro el curso dependía de cómo lo resolviera. Aquella presión vivida en los últimos días fue la responsable de que Silvia esperara temblorosa el examen en su pupitre. Las preguntas no le parecieron difíciles y mientras los profesores corregían los exámenes se mostró confiada y tranquila, aunque los treinta minutos que pasaron hasta que fueron depositando sobre los pupitres de los alumnos los exámenes corregidos le parecieron eternos.

Silvia miraba tensa la hoja puesta sobre su mesa. En esa nota estaban volcadas todas sus esperanzas, no había más oportunidades. Si aprobaba sería recompensada por su padre y las aguas volverían a su curso. Si suspendía tendría que quedarse todo el verano en ese horrible colegio. Con la mano temblorosa dio la vuelta a la hoja. ¡ No se lo podía creer!

Multitud de imágenes le empezaron a desfilar a toda velocidad por la cabeza: su padre enfurecido, sus hermanos burlándose, la directora del colegio reprochándole sus bajas calificaciones y meses y más meses en ese infierno. En ese momento y sin que nadie la observara, extrajo de su plumier dos lápices con la punta afilada. Con decisión se introdujo los lápices por los orificios nasales. Cogió aire, respiró jadeante y después se agarró con firmeza a la mesa. A continuación estrelló su cabeza contra el pupitre, con todas sus fuerzas. Los lápices le atravesaron el cráneo sin encontrar oposición, de igual forma que lo hubieran hecho dos afilados punzones. La muchacha se desplomó fulminada.

El contrapunto más trágico de esta macabra historia lo aporta el dato de que , una vez acontecidos los hechos y tras una nueva comprobación , fueron conscientes de que hubo un error en la corrección de los exámenes. Silvia había superado el examen sin ninguna dificultad.

Leyendas Urbanas Ilutradas – Alberto Granados/Raúl Palacio.  Ed. Aguilar.

Apariciones inesperadas, por Cecilia

Existen viajes por la carretera que desearías no hacer solo ;  puntos donde , no una , si no miles de personas han asegurado presenciar asombrosas apariciones  que en ocasiones han provocado graves accidentes.

Seguramente, todos vosotros conocereis la leyenda de “La Chica de la Curva” . Pues desde ese mismo instante en el que se dio a conocer su historia, miles de casos similares renacieron por todo el mundo dando luz a un misterio que aun siendo cierto o leyenda , no deja de ser estremecedor .

En la localidad de Huelva , en el pueblo de Villa Blanca,  revive aún una escalofriante leyenda , la cual se parece mucho a la de la chica de la curva : la llaman ‘La Dama De Blanco’ . En la curva del Puente Pedraza, cuenta la historia  que una chica iba haciendo autostop y un coche donde viajaban unos jóvenes le pararon , pero estos tuvieron una accidente  donde falleció la joven y algunos de los ocupantes. Días después del accidente, son muchos los que aseguran haber visto la aparición de una joven haciendo autostop en la carretera , e incluso aseguran haberla invitado a subir al coche  y a mitad del camino mirar por el retrovisor y ver que ya no estaba . Pero eso, si es verdad o no,  ya queda en la respetable opinión de cada uno .

Hay muchas personas que cuentan decenas  de testimonios de apariciones sorprendentes , este es el caso ocurrido en una carretera muy cercana a esta de Villa Blanca : Volvía un chico de su trabajo de camino a casa , a altas horas de la madrugada de la localidad de Ayamonte dirección a Isla Cristina , y justo cuando pasaba el cruce del término de Villa Blanca vio a lo lejos dos mujeres andando por el arcén derecho de la carretera . Estas llevaban una vestimenta de oscura, sudadera con capucha y pantalón vaquero  gris , la cabeza  inclinada hacia abajo y realizaban  un movimiento sincronizado con su brazo derecho , arriba y abajo.   Este chico venía viendo esta escena desde hacía aproximadamente unos 50 mtrs , y le llamaba mucho la atención ese movimiento y las dos mujeres con la misma vestimenta ;  fue reduciendo la velocidad y cuando las sobrepaso , dejó el automóvil casi inmovilizado en la carretera y mirando por el retrovisor pisaba el freno para observar con más detenimiento a las dos extrañas mujeres , pero cuando giró la cabeza estas ya no estaban . No podía haberles dado tiempo a esconderse ni había lugar para ello,  según el testigo fue sobrepasarlas y mirar por el retrovisor y ya no estaban . Pisó con fuerza el acelerador y le contó lo ocurrido a su mujer algo sugestionado por la inminencia de lo sucedido, y aun más sabiendo que ese era su trayecto cada madrugada de vuelta a casa , pero nunca mas le volvió a suceder . Su mujer aún sigue pensando si fue real o un efecto alucinógeno a causa del sueño , pero él cree haberlas visto sin ninguna duda…

Miles de historias corren a nuestro al rededor.

Yo tampoco sé si es causa de nuestra imaginación.

Pero lo único que sé , es que no se nada.

Nada.

Mujer fantasma en portalon

Slenderman (leyenda urbana)

Slenderman

No tiene rostro, es delgado, muy alto y viste de negro. Puede aumentar su tamaño, alargar sus brazos y piernas o sacar tentáculos de la espalda. Acecha a sus víctimas por largos períodos, invisibilizándose a voluntad para pasar inadvertido. Suele inducir trastornos mentales y no se sabe cómo mueren sus víctimas: simplemente desaparecen sin dejar ningún rastro…

Todo comenzó con una fotografía de la década de los ochenta, rescatada entre los escombros de un incendio ocurrido en una biblioteca de la ciudad de Stirling, en California, Estados Unidos. En dicha fotografía se podía ver a un grupo de catorce niños jugando en un parque de la localidad; pero, al fondo y en actitud de silencioso observador desapercibido, yacía una inquietante y negra figura masculina: alta (más de dos metros), sin rostro, con terno negro, con tentáculos, borrosa a causa de la sombra de un árbol.

Lo realmente perturbador de la fotografía era la presencia de niños que jugaban alrededor del extraño, como si no pudiesen verlo pues… ¿a qué niño no le llamaría la atención de un tipo alto, sin cara y con tentáculos? Mas lo peor vino después, ya que los niños desaparecieron sin dejar rastro y también Mary Thomas, la supuesta autora de la fotografía. Jamás se hallaron sus cadáveres…

Slenderman

Después de lo sucedido con aquella fotografía, muchas otras personas comenzaron a enviar sus propios testimonios acerca del extraño y alto humanoide. Surgieron así fotos en que se lo veía en medio de siniestros bosques, de solitarios y nocturnos paisajes urbanos en que la niebla se fundía con la luz de los postes, en medio de otros incendios, o incluso adentro de casas o de construcciones abandonadas. Junto a eso, posteriormente aparecieron teorías que mostraban como el extraño y tentaculoso humanoide nos había acompañado desde siglos atrás, como supuestamente mostraba el mito alemán de The Grossman (reflejado en un famoso grabado del siglo XVI) o el alû, un ser sin rostro, mitad-humano, mitad-demonio, propio de las antiquísimas creencias acadias, sumerias y babilonias

Slenderman: ¿Un tulpa?

Un tulpa es una entidad espiritual creada por el pensamiento. Originalmente nace de las visualizaciones que alguien con una mente psíquicamente muy fuerte (aquellos que tienen abierto el tercer ojo, particularmente) realiza. Generalmente no llega a adquirir voluntad y, pese a ser visible para otras personas (además de su creador), suele terminar desvaneciéndose pues su energía se va consumiendo poco a poco. El problema nace cuando el tulpa es alimentado con la creencia (creen en él) o el miedo, entonces puede cobrar una vitalidad extraordinaria y llegar a ser una entidad dotada de voluntad, que vivirá indefinidamente mientras sigan creyendo en él, más aún si le temen. Se especula así que Slenderman es un tulpa, y que sigue vivo porque aún muchos creen en él y le temen…