5 Historias del Circo del Bosque Oscuro

¿La última historia es ya?.. Se me han pasado muy rápido, ¿sabes? Ju, ju… Esta historia se me es muy complicada de contar… ¿por qué? ¡Pues porque aún no me sé el final..!

¿Cómo es eso? Te preguntarás, y si no, ya me lo pregunto yo por ti, ju, ju, ju.. Para esta historia, deberás esperar unos minutos… No te impacientes.. Merecerá la pena..

Bien, bien, demos comienzo  a la historia.. ¡Ups! La función se ha acabado por hoy.. no nos queda más tiempo.. No, no..  no te levantes, no es necesario. Espera a que se vayan todos, yo todavía no he acabado.. 

¿Las luces, dices? ¿Acaso te da miedo la oscuridad?.. Ju, ju.. si es así, lo siento mucho, pero tendrás que aguantarte.. Mmm.. Creo que ya se han ido todos.. Nos hemos quedado solos, a oscuras.. Y comenzaré con la última de mis historias..

Éste era un ser humano, normal y corriente al que se le da por venir a un circo de monstruos, “¿por qué no?”, pensó. “Quizá sea divertido”…

Pero el pobre humano, no pensó en las consecuencias de su visita al circo, al Dark Wood Circus, exactamente. Vio todo tipo de monstruos, todos horribles a su parecer, también les abucheaba, les señalaba, se reía de ellos.. Y todo, sin pensar en cómo habrían acabado así dichos monstruos.. El escándalo que montó, fue tal, que atrajo la atención del maestro de ceremonias del circo, el cual, sin dejarse ver, le contó las cinco historias de los monstruos…

Ahora quizá sepas que hablo de ti.. Ju, ju… 

Tras escuchar las cuatro primeras historias, se dio cuenta de la trampa del ingenioso maestro de ceremonias, que le retuvo hasta acabar la función….

Hasta aquí es fácil de contar, pero predecir el futuro no lo es tanto… ¿sabes..? Me has caído bien, ambos tenemos en común algo: que somos más monstruos que las atracciones de esta feria.. Ju, ju.. No, hombre, no grites, no te oirán, y, si lo hacen, ¿te crees que van a venir a ayudarte..? No.. Ju,ju,ju… 

Yo de ti, no me resistiría demasiado.. ¡¡mañana estrenamos a un nuevo monstruo de circo!! Así que.. no te muevas, porque lo siguiente.. ¡¡te va a doler!!

Y hasta aquí mi “mini” saga de las historias del Circo del Bosque Oscuro, pero eso no significa que haya acabado… Todavía me faltan muchas y muchas historia más y más macabras.. Sólo espero que sigáis disfrutando de ellas, y gracias por leer.

5 Historias del Circo del Bosque Oscuro

Casi, casi las cinco historias van ya ¿verdad que se han pasado rápido..? Ju, ju… No me tengas en cuenta que la siguiente sea corta. No me importa si quieres huir, no te dejaré, tuviste tu oportunidad, pero ahora no te irás. 

Cómo compensación a la brevedad de la historia dejaré que te vuelvas para verme la cara. Imagino que a estas alturas ya te harás una idea de quién soy, o te lo preguntarás, digo yo.

Pero, antes, te haré una pregunta: ¿Viste al entrar a la niña que repartía los folletos? ¿No? Qué pena.. Quizá no llama lo suficiente la atención, quizá no sea lo suficiente monstruo, quizá, sólo quizá, llegue algún día a salir al escenario. Cuando regreses, intenta mirarle a la cara, es muy guapa. Pelo castaño como la madera, ojos grandes, negros y su vestidito rojo, no pasa de los cinco años y fue encontrada hace poco en la mismísima entrada del circo. 

La abandonaron para que fuese un monstruo, ¿te lo puedes creer? ¿Qué clase de persona dejaría que le ocurriese eso a la pobre niñita de ojos tan negros como este bosque? ¿Quién sería tan monstruo como para ello..?

Quizá fueses tú, o cualquiera de los aquí presentes.. quizá, de nuevo, sólo quizá. 

¿Sabes por qué deberías mirarle a la carita angelical? Pídele que se aparte el flequillo, así observarás bien la parte izquierda de su cara, demacrada por el ácido. Ju, ju, ella no llora por ser un monstruo, es demasiado pequeña para comprender. Ella sólo llora cuando acercan ese líquido tóxico a su cara, con el fin de llamar la atención de la gente al pasar, así, se sabrá cuándo será una verdadera atracción de feria. Pronto, seguro que a este paso, será pronto…

Sí, sé que es corta, avisé, pero la próxima no será tan larga como esta… pero será la final, la mejor, la que te pondrá los pelos de punta de verdad. Sí, a ti, sólo a ti, que me escuchas, a ti… Ju, ju, pero no te adelanto nada, eso es una sorpresa especial..

Ahora, gírate… Eso es… Ju, ju, no pongas esa cara, hombre… no es de extrañar, o, es que no lo sabías… ¿no te imaginabas quién era? No grites, no te servirá de nada, venga, venga, no es tan raro que yo sea él.. es decir, el maestro de ceremonias de este circo… ¿A caso no te lo esperabas?..

5 historias del Circo del Bosque Oscuro

Llegamos a la peor parte de la historia, la más sangrienta, la más gore y la más triste… Ahora no te dejaré marchar, te quedarás y escucharás esta historia, y la siguiente, y la última.No puedes escapar, ríndete, no te resistas, no podrás huir. Eso es…ríndete… ríndete…

Esta historia ocurrió mucho tiempo atrás, dos gemelos sin casa, sin familia, sólo se tenían el uno al otro, vivían robando, ambos en armonía lo conseguían todo, vivían en la oscuridad, robando y riendo.

Nadie lo habría sospechado, nadie los conocía, nadie sabía de su existencia, nadie excepto ellos mismos.
¿Qué más daba si los raptaban? ¿Qué más daba..? Pensó el maestro de ceremonias del circo…

¿Sabéis lo único que pidieron ambos antes de “aquello”? ¿Cuando el maestro entró en el antro abandonado con el hacha ensangrentada?… Pidieron que no los separasen, nunca, estar juntos siempre, para la eternidad, era lo único que tenían en el mundo, sólo se tenían el uno a otro…

Tú no oíste los gritos, no viste la sangre a la luz de la luna que entraba por la cristalera rota, ni viste pequeña vela derretida cuando se apagó repentinamente, dejando la estancia en la más remota oscuridad.

Pero no los mató, no, sólo debían sufrir un poco antes de convertirse en atracciones de circo, dos niños, sólo dos, nadie más, nadie presente, nadie que los ayudase, nadie, nadie…

El maestro de ceremonias volvió a bajar el hacha, esta vez hacia la chica, su hermano gemelo, careciente de brazo derecho, desangrándose, saltó en medio de la masacre, parando el golpe.. el hacha se le clavó en el lado derecho del costado, “sálvate tú”…

Su hermana gritó, gritó y gritó, tan alto que era imposible que no la hubieran oído… ¿Pero crees que a alguien le importó..?

Aquellos bribones no eran aceptados, ni queridos, los odiaban, ¿qué más da que mueran dos huérfanos ladrones, qué más da..?

Pero no murieron, sólo sufrieron.. ¿Querían estar juntos para siempre…? Lo estarán… Al pequeño chico de doce años le arrancaron a hachazos la mitad del cuerpo derecha y, a su gemela menor, la izquierda.. ¿Qué falta…? ¿Lo adivinas? Exacto… cosieron ambas mitades y los vistieron con un gran traje adaptado a su monstruoso cuerpo de dos cabezas…

Los ves reír, son los únicos que ríen, los únicos, porque por lo menos, estarán juntos por siempre, como monstruos, pero juntos… A veces uno ríe y otro llora, a veces lloran con otros monstruos de este circo y el resto del tiempo, ríen para ocultar su dolor, ríen, ríen, ríen…