Un entierro muy particular

image

Esta imagen muestra el duelo por el funeral de un niño, a principios del Siglo XX.
Fijáos en el niňo que aparece en el margen superior izquierdo. Seguramente sea un efecto debido a un movimiento mientras se tomaba la imagen pero es terrorífico. ¿No creéis?

Anuncios

Los pequeños corazones perdidos

Esta pintura data de 1891 . Su autor es Frank Bramley y muestra el entierro de un niño chiquitín (fijáos en el ataud). El color de luto, el que se estilaba a la hora de vestirse para homenajear al pequeño difunto, era el blanco.

Mourning Child

Mañana contaremos historias de pequeños corazones que siguen latiendo en el más allá. O tal vez ya estén latiendo de nuevo en este más acá. Sea como sea, que palpiten en nuestro recuerdo y en la esperanza.