El club de las dos lunas: Luces, cámara… maldición!

image

Hoy hemos hecho un repaso por las películas malditas del cine espaňol y hollywoodiense, sin olvidarnos  del teatro, la zarzuela y el cine mudo.

Rematamos la faena hablando de Carl Sagan porque hemos descubierto que somos polvo de estrellas, sí, pero también átomos de magma, océanos, dinosaurios y …comida.

Recomendación para las mayores:
La campana del infierno (Claudio Guerin). Rara,rara,rara… una peli de culto que no os dejará indiferentes. Recordad que no es el montaje del director, fallecido en Noia mientras rodaba, sino un remedo hecho a posteriori con mucho estilo pero que en su momento no fue entendido. Hoy, fuera de nuestras fronteras, es una peli de culto. 

Recomendaciones para todas:
El Crepúsculo de los Dioses. Una tragedia del director Billy Wilder,donde se nos narra la decadencia de los actores de las películas mudas y del cine en general; de esas estrellas de usar y tirar que crea el celuloide.

Deberes para todas:
Visionado del Cuervo!! Esta película es imprescindible. Es una joya gótica de la que además os encantará la banda sonora.
Lectura de “La semilla del diablo” (Ira Levin). Esta novela os hará pasar miedo… mucho miedo. Claustofóbica. Demoníaca. Un terror inolvidable.

Espero que hayáis disfrutado de la sesión. Gracias a todas por haber participado en esta improvisada “fiesta del pijama” para chicas. 

Drácula. Exposición 100º aniversario de la muerte de Bram Stoker en la Fundación Luis Seoane

En la Fundación Luis Seoane, en conmemoración del 100º aniversario de la muerte del gran escritor Bram Stoker, autor de Drácula, hay una fantástica esposición sobre Drácula. (Aquí podéis leer “El Huésped de Drácula”, de Bram Stoker). En ella podréis encontrar todo tipo de curiosidades sobre los vampiros, además de libros, carteles de cine, información sobre Bram Stoker… Yo, por supuesto, he sacado fotos, pero (aviso) pido perdón porque la mayoría estén algo movidas, pero tenía a un guardia pisándome los talones… 😉 Al principio de la exposición se encuentran varios textos sobre la exposición, y, si seguimos avanzando, nos encontramos unos espeluznantes dibujos al carboncillo del gran Goya, de los que me he permitido sacarle una foto al que más me gustó:

A continuación, vemos unas proyecciones y después, en dos vitrinas, los primeros y más importantes libros y poemas sobre vampiros, entre los que cabe destacar el fantástico “The Vampire”, de Rudyard Kipling, que aquí os dejo:

El Vampiro (The Vampire)

Un idiota había que rezaba

(igual que tú y yo)
a un trapo y a un hueso y a un mechón de pelo
(le llamábamos la mujer despreocupada)
pero el idiota te llamaba su dama perfecta-
(igual que tú y yo)

Oh, los años perdidos, las lágrimas perdidas
y el trabajo de nuestra cabeza y mano
pertenece a la mujer que no sabía
(ahora sabemos que no podía nunca saber)
y no comprendíamos.

Un idiota había que sus bienes gastaba
(igual que tú y yo)
honor, fe, una tentativa segura
(y no sólo era eso lo que la señora quería decir)
pero un idiota debe seguir su instinto natural
(igual que tú y yo)

Oh, el trabajo perdido, los tesoros perdidos
y las mejores cosas planeadas
pertenecen a la mujer que no sabía por qué
(ahora sabemos que no sabía nunca por qué)
y no comprendíamos.

El idiota reducido fue a su pellejo idiota
(igual que tú y yo)
lo que puede ella haber visto que le dejó de lado-
(pero no recuerda nadie cuando la dama lo intentó)
así algunos de ellos vivieron, la mayoría han muerto
(igual que tú y yo)

Y no es la vergüenza ni la culpa
que hiere como un tizón al rojo-
se llega a saber que ella nunca supo por qué
(viendo, al fin, que no pudo nunca saber por qué)
y nunca pudimos comprender.

Pero hay muchos más espeluznantes textos, entre los que cabe destacar un extraño y peculiar ejemplar de “Curious Machs of the Middle Ages”, del que os dejo una difusa pero vampiresca foto:


En frente de estas vitrinas podemos encontrar una fantástica y amena biografía de Bram Stoker con numerosas fotos e ilsutraciones plasmada en la pared, en la que podemos encontrar una foto de la primera publicación de Drácula:

Si seguimos avanzando, llegamos a una sala contigua en la que podemos encontrar numerosas ediciones de Drácula, entre las que se encuentra, en una vitrina, una de las primeras publicaciones de Drácula, a la que he fotografiado:

Si nos metemos por un oscuro y siniestro pasadizo, accedemos a una sala de cine en la que podemos disfrutar de la fantástica “Nosferatus, el vampiro”, de F.W. Murnau, la primera y polémica película basada en Drácula. El director no la llamó Drácula, como en su idea inicial, para no tener que pagar derechos de autor a la familia de Bram Stoker. Pero la cosa se complicó bastante: Florence Stoker, su mujer, denunció a la película, y fueron a juicio. Ganó Florence, y el juez ordenó que se destruyesen todas las copias. Por suerte, la película ya se había popularizado bastante y fue imposible destruirlas todas. Os dejo un fotograma de la película:

Una de las más emblemáticas escenas de “Nosferatu, el vampiro”, de F. W. Murnau.

Para terminar el repòrtaje, os dejo el Decálogo del Vampiro (aunque algo borroso) y un par de fotos de la exposición.

Las 10 máximas sobre los vampiros.