Metedura de pata … ¡antropológica!

Hachazo!

 

 

HACHAZO!!!  

Soy muy fan de este gif…  ;P

Anuncios

Un luctuoso ramillete

image

Queridas razas nocturnas:

Los senderos de la región de Malvadia poseen una arenilla de grava y mica que refulge fantasmagórica en la hora crepuscular . También se transforma en fosforescente toda aquella piedrecilla común que decide encaramarse mediante el método de la “autosuela” al zapato del caminante. Pues bien; allá donde los caminos de tierra confunden su horizonte en la entrada al Bosque de los corazones marchitos, crece esta alegre y sorprendente flor silvestre. Su nombre científico es Antirrhinum majus pero el único que la llama así es el boticario. Los demás la conocemos como la “boca de dragón”.
La anomalía de ésta (a priori florecilla vulgarcilla) se produce cuando la flor se seca pues deja al descubierto su vaina, que en una pareidolia de lo más singular nos evoca una siniestra calavera.

– “Carpe diem, carpe diem! ” susurran a coro cuando las agita el viento.
Carpe diem…carpe diem…

– Carpe noctem, responde cortesmente Nuncamás, un córvido aficionado a atormentar poetas. Dicen los sabios del lugar, mientras crepitan las castaňas en la lumbre, que pobre de aquél que oiga en la sombra su lúgubre graznido. Se le caerá el tintero y emborronará folios , versos y vidas.

Personalmente pienso que es una exageración. Mi emplumado y entrometido amigo ha sido crucial a la hora de que tengas este fajo de misivas en tus manos, querido lector. No podría dar fe de las crónicas que encontrarás a continuación si no hubiese contado con su inestimable curiosidad.

Nuncamás levanta el vuelo. El aleteo sorprende a las bocas de dragón, que elevan sus cuencas vacías y olfatean la noche; se augura negra como ala de cuervo.
Es tiempo de contar historias.