Sir Terry Pratchett nos ha dejado

image

Terry Pratchett ha muerto. A sus apenas 66 aňos,la luz del genio se ha apagado en este mundo, pero espero que ahora esté brillando en algún lugar de su increíble Mundodisco.

Porque a lo largo y ancho de 70 libros Terry no sólo enriqueció el universo que él mismo creó, sino que con cada palabra también engrandeció nuestro mundo. El Mundodisco es un un reino legendario,humorístico,mágico,satírico,brillante, hilarante. Un despiporre de constante invención y creatividad.
A veces pienso que Terry pasó sus últimos aňos envuelto en esa maldita bruma del alzheimer debido a todo ese derroche de fantasía con la que rellenò tantas y tantas páginas.

Si no habéis leído nada de este gran escritor (es una delicia cómo escribía este hombre) ya estáis tardando en haceros con uno de sus múltiples títulos, como “Guardias,guardias”, “El Éxodo de los Gnomos”,o “Mort”.

Si habéis leído este título podréis entender cómo es que la propia Muerte  se persona ante Terry Pratchett, cómo eso es lo que se narra en los últimos tres Twitts de la cuenta del escritor, cómo esas parcas palabras nos pusieron como escarpias la piel del alma:

-AT LAST, SIR TERRY, WE MUST WALK TOGETHER.

-‘Terry took Death’s arm and followed him through the doors and on to the black desert under the endless night.

-‘The End.’

Gracias por todo, Maestro. Guardaré sus libros, ya tan releídos y toqueteados, como oro en paño. Y se los leeré a mis hijos por la noche,para que sueňen con un mundo plano sostenido por cuatro elefantes que viajan a lomos de una gran tortuga.

image

Feliz cumpleaňos, maestro Lovecraft

image

Lovecraft

Howard Philis Lovecraft (1890-1937)

“Toda la vida no es más que un conjunto de imágenes existentes en nuestro cerebro”. El drama de este autor, uno de nuestros favoritos, es la eterna búsqueda de un paraíso que ni tuvo. Vivió empecinado en escribir sobre ese paraíso, que siempre terminaba explorado en su forma monstruosa.
En cada cuento de Lovecraft hay esa bajada, ese descenso a los infiernos, esa marcha a lo desconocido. Lovecraft exigía lo fantástico como método de conocimiento y de supervivencia. Era demasiado aprensivo para confiar en lo real, su escepticismo era un escepticismo pasado de vueltas. Lovecraft era un solitario que escribía en revistas populares de poco o ningún prestigio literario. En su carrera quiso rodearse de hombres que fracasaron, cada uno en su modo, en la lucha con la realidad y juntos,  viven refugiados en la escritura.
Lovecraft, por encima de sus amigos, se consideraba un autor aristocrático, y en realidad inventó la literatura popular del siglo XX.

Lovecraft fue un profundo admirador de Edgar Allan Poe. Ambos escritores nacieron en la región norteamericana de Nueva Inglaterra y ambos pretextaron esta circunstancia para exhibir cierto dandismo. Los dos tuvieron una vida breve. Poe apenas llegó a conocer a su madre. Lovecraft, huérfano de padre, fue protegido hasta la crueldad por una madre maniática y por sus tías, y así se evaporó su infancia.  Poe sentó las bases del género fantástico de su siglo.  Lovecraft asentó las del siguiente, que fue, hasta hace relativamente poco, el mío.

No digas nada

-¡No mientas! ¡No me mientas!
Un río de lágrimas que eran pensamientos corrían por las mejillas polvorientas de la mujer.
-¿Quieres decirme la verdad? ¡Por qué no quieres decírmela! ¡Dime la verdad!
No habla nadie, y sin embargo no hay silencio. Los ruidos en el cuarto pequeño aun seguían.
-¿Que es lo que hay ahí? ¡Que es lo que hay allí!
Era un murmullo, como de gritos ahogados que mueren por lo bajo en el cuarto del fondo, el mas alejado con respecto a su habitación y a la estancia en la que ahora se encontraban.
-No diga nada, señora. Permanezca en silencio, se lo ruego.
El silencio deshacía lentamente la tortura de la mujer, pero el hombre cuyo interior era gris y vacío ya se había entregado a la desdicha del murmullo que le mataba lentamente por dentro.
El rumor había callado, y solo se escuchaba el latido de un corazón que delataba la ausencia de un segundo latente en la sala.
-¡Cobarde!
Arrojó el cuerpo sin vida al suelo y se decidió a averiguar por si misma el origen de su reclusión y desarraigo en los últimos meses.
Le seducía de alguna forma el pavor profundo que sentía, asi que con el cuchillo en la mano se decidió a recorrer el pasillo que la separaba de su objetivo, del que era presa y cazadora al mismo tiempo.
Se encontraba ya en la mitad de su breve pero intenso trayecto cuando cayó al suelo, física y moralmente agotada. Y desde el suelo siguió avanzando, pues la fuerza de atracción de aquella puerta entreabierta era mayor que lo que quedaba de alma y espíritu en ella.
Tras haber cruzado el infierno que en otras condiciones hubieran sido no más de quince pasos, su mano se aferró al pomo de la puerta, levantando su cuerpo malherido y tambaleante.
Un golpe fue suficiente para que se abriera, y para que sus sentidos se vieran ofuscados por un mar de recuerdos sempiternos, que sin saberlo habían permanecido allí, ocultos, para volver y vencer al olvido tras la madera de una puerta que cruje bajo la humedad del llanto apagado. La mujer murió, ahogada por sus propias memorias.

Susurros de cordura

“Llueve mansamente y sin parar, llueve sin ganas pero con una infinita paciencia, como toda la vida, como llorando de pena y alegría al mismo tiempo. Como una fugaz mirada al pasado que resbala por el asfalto y se escurre por una sucia alcantarilla, arrastrada por el llanto constante del frío invierno. Una lluvia de melancolía; una soledad de pensamientos y recuerdos que discurren por las cañerías de la casa. Un llanto que hace llover por dentro, llorar en silencio al compás del aguacero. Morir de pena con una sonrisa en la cara, de tan acompañado estar en la más absoluta soledad, y caer en un profundo abismo sin moverse del sitio.

Son estos mis últimos susurros de cordura, que dejo plasmados en el papel antes de lanzarme al pozo de la locura de forma definitiva en un viaje sin retorno. Muy buenas noches.”

 

Se lanza así el hombre al pozo del deseo, y su borrasca de sollozos se pierde en la espiral de una ociosa tarde invernal que poco a poco le consume.

Les relataré si me lo permiten la historia de su autor. No importa de ningún modo su nombre o su aspecto, y mucho menos si no fue más que un producto de mi imaginación o de la suya.

 

Vivía él rodeado de lujo y extravagancias, como solo un hombre que ha pasado por la más absoluta miseria hubiese deseado; y así vivió hasta que un día la demencia llamó a su puerta, y lo dejó todo. Se lanzó a las calles, y allí murió un par de veces, hasta que por fin decidió que su hora ya le llegaba, aunque de ningún modo moriría con el más pequeño atisbo de coherencia o cordura; dejó escrita una breve despedida y se marchó para no volver. Qué equivocados están ustedes en este momento si piensan en mí como una persona sensata y corriente; ni siquiera sospechan que les escribo desde el fondo de los abismos más profundos de la mente y que soy yo el único autor de esta improvisada biografía.

Mary Shelley: vivió como quiso.

Queridos lectores :

Todos hemos leído o visto Frankenstein (recordad que cuando hablamos de Frankenstein no estamos mentando al MONSTRUO, sino a su CREADOR). O por lo menos, hemos oído hablar de él y raudo nos viene el flash con la imagen mítica de Boris Karloff en su gran papel del monstruo. Y sabremos también -o al menos la gran mayoría- que el título de “Frankenstein o el moderno Prometeo” siempre se cose con tanza a su autora,  Mary Shelley. Es decir, una nunca  pregunta  – “oye, te has leído Otra Vuelta de Tuerca”? y especifica  “… de Henry James?” Pero sin embargo me han dicho y he preguntado de carrerilla : ” ¿Te has leído “Frankenstein” de Mary Shelley?  Como si hubiese otro.

No lo hay. Ni otro Victor Frankenstein ni otra Mary Shelley, al menos como esta. Mary,  la friki que creó a uno de mis más queridos y tiernos protagonistas; el monstruo de Frankenstein.  En una nuestras charlas con cierto apasionado del fantaterror,  dicho colega me recuerda que: ” la novela es fundamentalmente de carácter Romántico, me refiero a lo que la criatura sueña, sufre y padece, que por cierto, se expresa con gran belleza en el lenguaje, a diferencia del arquetipo cinematográfico, que es en realidad un cadáver andante y balbuceante”

Sabemos quienes son los Frankenstein y no voy a entrar en su nacimiento,  una noche de relatos a orillas del Leman, porque toca hablar de ella.

Mary Shelley fue la hija de Mary Wollstonecraft,  novelista y defensora de los derechos inherentes de la mujer y del hombre. Fijáos que en su obra más famosa, “Vindicación de los derechos de la mujer”, Mary Wollstonecraft expresó que “la educación que las mujeres reciben ahora, apenas merece llamarse así”.  Gran mujer! De casta le viene al galgo!! . Pero lamentablemente para nuestra heroína, Wollstonecraft murió a causa de complicaciones en el parto.

Así que sin este bastión en casa la educación de Mary , igual que para todas las señoritas de postín de la época victoriana, se basó en el modelo ideal:  una mujer dulce, agradable,amable, paciente…  un florero que apoyase y obedeciese a sus marido.  Sí, chicxs. Las mujeres de antaño eran valoradas por su discrección, modestia y castidad. O , como dice mi querida Nieves Abarca , flamante madre de psicópatas literarios,  por ser  “limpitas”.  La mujer sólo contrubuía a la sociedad teniendo hijos, fomentando una moralidad férrea e imponiendo el control y la organización de la casa, siempre por debajo de su esposo, se entiende. Ah, y colaborando con la Iglesia en actividades solidarias y desinteresadas. Cuanto más se las viese pavoneándose y haciendo obras de caridad, mejor.

Pero ya desde su preadolescencia Mary Shelley se rebeló contra el estereotipo de ser la “señora de” y forjó su propio camino.  Esta mujer inaudita, apasionada, obstinada e inteligente conoció a Percy Shelley, un poeta. Se prometieron amor eterno jurándolo sobre la lápida de Mary Wollstonecraft  , su admirada madre muerta y con apenas dieciséis años se fugó con él y  viajó  por toda Europa.  ¡¡Dos solteros de viaje antes de casarse!! ¡¡Qué escándalo!! Es más, Percy todavía estaba casado cuando él y Mary emprendieron su aventura. ¡¡Intolerable!!          Este modo de vivir inaceptado provocó que el padre de Mary le retirase la palabra durante años, pero evidentemente a ella le importaba ser feliz y no el buen nombre de la familia. Eso no se lleva a la tumba.

Aprended, mis queridos, pues las desgracias vienen dadas  por eso hay que ir a por la caza y captura de la felicidad. A los 25 años la enamoradísima Mary ya estaba viuda y había visto morir a dos de sus tres hijos.  Se buscó las habichuelas escribiendo y editando:  novelas, cuentos, ensayos… aunque la conocemos por su obra cumbre fue una escritora muy prolífica. Pero la pena de haber perdido esos amores  la llevó engarzada en su alma  pese a que Percy hijo y su esposa cuidaron amorosamente de  ella hasta su fallecimiento, a los 53 años.

Mary, la precursora . Mary,  icono contemporáneo. Mary que,  ajena  a lo que sería su monstruo  200 años después para la literatura, el cine y la cultura general, guardaba entre sus más queridas pertenencias, con las que dormía y por las que velaba,  cabello de sus hijos perdidos y una libreta garabateada a medias con Percy.

image

De amores y vampiros: Carmilla, de Sheridan le Fanu

Carmilla. Sheridan Le Fanu.

Carmilla

Antes de que Bram Stocker hubiese aterrado a los londinenses con su inmortal Dracula, Sheridan le Fanu ya se había aventurado por las tenebrosas sendas de los temidos chupasangres retratándonos la historia de la poderosa Carmilla.

Le Fanu recrea a su hermosa vampira no como un mal sobrenatural, sino como un producto poco conocido de la naturaleza, una habitante de las regiones ignotas que se encuentran entre la vida y la muerte. Esta novela corta está narrada desde el recuerdo y la boca de Laura, la coprotagonista,  así que ya interpretamos que ha sobrevivido a la hermosa rapaz Carmilla, mujer débil y lánguida, pero que con sus encantos hipnóticos y embriagadores resulta ser  una araña hermosa que adormece y paraliza a su presa. 

 La misteriosa Carmilla se hace con el fervor de Laura susurrándole frases tan dulces como… “Eres mía, tú y yo seremos una para siempre” , “yo vivo en tí y tú morirás por mí, así te quiero”. Laura se derrite en amistad y ¿fraternidad? Aquí me topo con la única pega que le pongo a esta fascinante novela.  ¿Son estos los juegos con los que el gato celebra el festín del ratón , o es el anhelo de  humanidad por parte de Carmilla, que desea trascender su naturaleza animal?  Por desgracia este relato se resuelve con una muerte, de acuerdo con los parámetros establecidos en la literatura de fantasmas victoriana, en lugar de concluír  la relación que se establece entre Laura y Carmilla. Quizá podamos imaginar que existe por parte de Laura una incapacidad por  confesar sus verdaderos sentimiento por Carmilla, o tal vez por la aversión que  existía , en la época en que germinó esta novela, por escribir acerca de la sexualidad de una forma más explícita. Otra opción es que el autor quisiera concluír esta historia dotándola de una segunda parte, pero lamentablemente Sheridan Le Fanú falleció poco después de que Carmilla fuese publicada.

En cualquier caso la señorita Von Karnstein ( Millarca, Mircalla) siempre estará en mi corazón así como en la sangre de  Laura ;  por mucho que se renueve ,por mucho que pasen los años, siempre le quedará la esencia de CARMILLA.

Libros de fantasía y terror para pedir y regalar estos Reyes… o siempre.

¿No sabeis qué recomendar  a los  Reyes Magos? ¿Queréis un buen libro y no sabéis cuál solicitar?  Desde el Malvadia queremos daros unas buenas ideas para que triunféis estos Reyes Magos o para que os regalen un libro de lo que buscáis: ¡Pesadillas!!!

Vampiros - varios autores

Vampiros – varios autores

PESADILLAS PASADAS POR SANGRE. Revisiones del mito del vampiro escritas deliciosamente por Byron, Polidori, Gógol, Maupassant, Edgar Allan Poe o Conan Doyle.  Ante tales bastiones os puedo asegurar que esta es una de esas antologías que merecen la pena.  Y si conseguís la edición de VALDEMAR GOTICA sobre este mismo tema, el regalo de sus majestades será aún más impactante.

CAMINARAN SOBRE LA TIERRA – MIGUEL AGUERRALDE

Ed. Dolmen. 17, 95 euros

Caminaran sobre la tierra

Caminaran sobre la tierra

PESADILLAS CON VISCERAS. Argumento de película trepidante: en el S XVII  unas extrañas reliquias fueron robadas para realizar un rito vudú en las selvas de Haití. Pero algo falla y el ritual no sale como se esperaba. 350 años después un buscador de tesoros  encuentra en un pecio hundido frente a las costas de Gran Canaria un  cofre misterioso… Un avaricioso francés, un profesor de Historia y una chica misteriosa  comienzan la búsqueda de una explicación a un enigma oculto durante siglos, una maldición que ha viajado por los mares del tiempo para despertar a los muertos y desatar un infierno en la tierra. Pero las tumbas acaban de abrirse…

Acción , intriga y zombies a raudales!!

JOYLAND – STEPHEN KING

Ed. Plaza y Janes. 12,95 euros

Joyland

Joyland- Stephen King

PESADILLAS FANTASMAGORICAS. Verano de 1973. Carolina del Norte. Devin Jones entra a trabajar en Joyland, un singular parque de atracciones local. La leyenda de un terrible asesinato cometido en la Casa Embrujada y que el fantasma de la muchacha fallecida ronda las atracciones del parque, augura unos meses plagados de misterio, aventura y grandes descubrimientos que cambiarán su vida para siempre.

Stephen King  a veces la lía parda con el final tras un argumento excelente. O nos lleva por multitud de pàrrafos farragosos antes de sorprendernos con un final chulo. Pero en este libro ha conjugado lo bueno de King.  Desde el Malvadia lo recomendamos.

Esperamos vuestras opiniones al respecto.

FELICES REYES Y FELIZ 2014!!!