No digas nada

-¡No mientas! ¡No me mientas!
Un río de lágrimas que eran pensamientos corrían por las mejillas polvorientas de la mujer.
-¿Quieres decirme la verdad? ¡Por qué no quieres decírmela! ¡Dime la verdad!
No habla nadie, y sin embargo no hay silencio. Los ruidos en el cuarto pequeño aun seguían.
-¿Que es lo que hay ahí? ¡Que es lo que hay allí!
Era un murmullo, como de gritos ahogados que mueren por lo bajo en el cuarto del fondo, el mas alejado con respecto a su habitación y a la estancia en la que ahora se encontraban.
-No diga nada, señora. Permanezca en silencio, se lo ruego.
El silencio deshacía lentamente la tortura de la mujer, pero el hombre cuyo interior era gris y vacío ya se había entregado a la desdicha del murmullo que le mataba lentamente por dentro.
El rumor había callado, y solo se escuchaba el latido de un corazón que delataba la ausencia de un segundo latente en la sala.
-¡Cobarde!
Arrojó el cuerpo sin vida al suelo y se decidió a averiguar por si misma el origen de su reclusión y desarraigo en los últimos meses.
Le seducía de alguna forma el pavor profundo que sentía, asi que con el cuchillo en la mano se decidió a recorrer el pasillo que la separaba de su objetivo, del que era presa y cazadora al mismo tiempo.
Se encontraba ya en la mitad de su breve pero intenso trayecto cuando cayó al suelo, física y moralmente agotada. Y desde el suelo siguió avanzando, pues la fuerza de atracción de aquella puerta entreabierta era mayor que lo que quedaba de alma y espíritu en ella.
Tras haber cruzado el infierno que en otras condiciones hubieran sido no más de quince pasos, su mano se aferró al pomo de la puerta, levantando su cuerpo malherido y tambaleante.
Un golpe fue suficiente para que se abriera, y para que sus sentidos se vieran ofuscados por un mar de recuerdos sempiternos, que sin saberlo habían permanecido allí, ocultos, para volver y vencer al olvido tras la madera de una puerta que cruje bajo la humedad del llanto apagado. La mujer murió, ahogada por sus propias memorias.

Anuncios

Milenio3 y el Club de las dos lunas

Milenio3

 

http://ia601509.us.archive.org/21/items/lanavedelmisterio13x42/milenio3_13x42_20140622_completo-192kbps.mp3

Queridos alunados:

Este sábado intervine (a partir del minuto 200) en mi querido programa MILENIO3 para contar mi experiencia a lo largo de sus ya 12 años en antena.  He contado (bastante nerviosilla) que os he intentado transmitir una forma de disfrutar la vida, de vivir los sueños, de resistir frente a la adversidad, de aprender (aunque eso ya lo sabíais) a deleitarse con los libros -tanto de fantaterror como divulgativos-, de explorar y explotar los sentimientos más hermosos hasta sentir que sois chispitas de meteoros estallando en luz por el mundo.

Hace poco, niñxs que conocí cuando empecé a trabajar y que ahora cursan carreras universitarias (a los que sigo viendo, espero que sea así con vosotros), me escribían en el face lo importante que fuí para ellxs. Una bibliotecaria resultó ser esa maestra de sueños que les descubrió a Tolkien, Poe, Henry James, Lovecraft  o las aventuras de Weiss/Hickman, entre otros.

Aguardo que , cuando pasen 10 años, me sigáis recordando con el cariño que me tenéis ahora y que sigáis manteniendo la ilusión por los misterios del cosmos que ahora os caracteriza.

¡Seguid leyendo, seguid escribiendo, seguid soñando!

 

 

Maestro Giger, descanse en Paz

image

Giger, maestro de pesadillas y padre de Alien, ha fallecido ayer , 12 de mayo de 2014, a los 74 aňos.
Giger, el reconocido artista suizo , era ilustrador, escultor y diseňador. Este maestro del aerógrafo ganó un Oscar en 1980 por su octavo pasajero, criatura inspirada en el Necronomicón, el misterioso libro que se le asigna a Lovecraft. Desde luego Giger es uno de los más grandes autores y creadores del género del realismo fantástico.

Su legado podemos disfrutarlo una y otra vez en DvD, también en las maravillosas obras que sobre él ha editado Taschen y para los que tengan la fortuna de visitar Suiza en su museo, una fascinante obra de las pesadillas arquitectónicas más ingeniosas.

Descansa, Giger, seňor de los monstruos. Y que la tierra te sea leve.

http://www.hrgigermuseum.com

image

Kindlegarten nos premia con un Dardos!

image

Premio Dardos

Queridas y queridos malvadescxs:

Desde el elaborado y reconocido blog de reseňas literarias Kindlegarten se nos hace entrega del premio DARDO       (enlazo concretamente el fascinante y emotivo cuento que elaboró para nosotros, como decía Iago en su primer relato en esta nueva aventura, que somos “extranjeros en el hogar”  https://cartasdesdemalvadia.wordpress.com/2014/03/26/extranjeros-en-el-hogar/ )

En concreto y literalmente el premio
DARDO “se otorga en reconocimiento a valores personales, culturales, éticos y literarios que son transmitidos a través de una forma creativa y original mediante la escritura”.

Agradecemos infinitamente a KINDLEGARTEN su fidelidad a nuestros relatos a lo largo de nuestra anterior etapa y sobre todo el apoyo que nos ha brindado en esta nueva andadura.

Seguiremos esforzándonos en ser felices (recordad que aunque nos maravillen los cuentos de miedo ser feliz significa vivir sin él)  en dar forma nuestros sueňos y pesadillas a través de la literatura, en volcar aquí en Malvadia nuestra curiosidad por los misterios y las singularidades del mundo y del cosmos.Daremos forma a las palabras como hemos hecho hasta ahora: con trabajo, lecturas, escucha y reflexión.

Chicxs, lo bueno de tener alas es que se vuela sobre la mediocridad.  Pero no me seáis Icaros inconscientes, no vaya a ser que los avatares de la vida derritan la cera de vuestras alas y no sepáis recomponerlas.
Volad , pero volad como dragones.

Y como es agotador escribir con la mano izquierda sin ser zurda me despido.

Besos y abrazos desde Malvadia!!