Un entierro muy particular

image

Esta imagen muestra el duelo por el funeral de un niño, a principios del Siglo XX.
Fijáos en el niňo que aparece en el margen superior izquierdo. Seguramente sea un efecto debido a un movimiento mientras se tomaba la imagen pero es terrorífico. ¿No creéis?

Una científica demuestra matemáticamente que los agujeros negros no existen

image

Mediante la fusión de dos teorías aparentemente contradictorias, la investigadora Laura Mersini-Houghton, del Colegio de las Artes y las Ciencias de la UNC-Chapel Hill, ha demostrado matemáticamente que los agujeros negros no pueden llegar a existir.

El trabajo no sólo obliga a los científicos a reimaginar el tejido del espacio-tiempo, sino también a repensar los orígenes del Universo.

“Todavía estoy en shock. Hemos estado estudiando este problema durante más de 50 años y esta solución nos da mucho que pensar”, ha reconocido Mersini-Houghton en un comunicado de la universidad.

Durante décadas se ha creído que los agujeros negros se forman cuando una estrella masiva colapsa bajo su propia gravedad en un único punto en el espacio. A su alrededor se forma una membrana invisible conocida como ‘horizonte de sucesos’. Cualquier el objeto que la sobrepase es engullido y no podrá dar marcha atrás en su camino. Es el punto en el que la atracción gravitacional de un agujero negro es tan fuerte que nada puede escapar de él.

La existencia de los agujeros negros es tan extraña que se enfrenta a dos teorías fundamentales del Universo que se contradicen. Una, la teoría de la gravedad de Einstein, predice la formación de agujeros negros, pero la otra, una ley fundamental de la teoría cuántica, afirma que ninguna información del Universo puede desaparecer jamás. Los esfuerzos para combinar estas dos teorías llevan a un disparate matemático que llegó a ser conocido como la ‘paradoja de la pérdida de información’.

En 1974, Stephen Hawking utiliza la mecánica cuántica para demostrar que los agujeros negros emiten radiación. Desde entonces, los científicos han detectado las huellas dactilares en el cosmos que la muestran y se ha realizado la identificación de los agujeros negros que existen en el cosmos.

Un escenario completamente nuevo

Sin embargo, Mersini-Houghton ha descrito en su trabajo un escenario completamente nuevo. Está de acuerdo con Hawking en que cuando una estrella colapsa bajo su propia gravedad se produce radiación.

Pero en su trabajo muestra que, por el desprendimiento de esta radiación, la estrella también arroja masa. Tanto es así que a medida que se contrae ya no tiene la densidad para convertirse en un agujero negro.

Antes de que se pueda formar un agujero negro, la estrella moribunda se hincha por última vez y luego explota. De este modo, el agujero negro nunca se forma y tampoco su ‘horizonte de sucesos’. El mensaje principal de su trabajo es claro: no hay nada que exista similar a un agujero negro.

Como veis, el universo siempre está en expansión y nuestro conocimiento sobre el mismo también, lo que nos lleva a realizar descubrimientos tan sorprendentes -y francamente, decepcionantes- como este pues ¿quién no soňó alguna vez en hacer un viaje a otra dimensión a través de un agujero de gusano? 

Fuente: EuropaPress, 20 Minutos.

The dawn of the dead: dos fallecidas por Ebola retornan a la vida en Liberia

image

Imagen: Boakai Fofana / allafrica. Un equipo de enterradores transporta un cadáver ,sospechoso de portar el virus ébola , bajo la vigilancia de la policía. 

Dos enfermas de ébola,que murieron a causa del virus en comunidades separadas en el condado de Nimba, Liberia, han “resucitado”.
Las víctimas, ambas mujeres de 60 y 40 aňos respectivamente, murieron a causa del Ebola, una en la Comunidad de Hope Village y otra en la Comunidad Católica de Ganta, Nimba.

Pero para el estupor de los residentes que el lunes se encontraban en ambas comunidades, supuestamente  fallecidas volvieron a la vida para la total incredulidad de los presentes. Los corresponsales del “The NewDawn Nimba County”  afirman que los cadáveres de Dorris Quoi, de Hope Village , y de la segunda víctima, una mujer de 60 aňos identificada como Ma Kebeh, estaban preparados para ser enterrados cuando resucitaron. 

Ma Kebeh, según consta, había sido encerrada durante dos noches sin comida ni medicación antes de que, presuntamente, falleciese. En los centros de beneficencia del condado de Nimba se habla de que un doctor, nativo de la zona, que habría curado a pacientes del Ebola aunque él mismo había fallecido a causa del virus la semana anterior.

La noticia de la resurrección de las dos víctimas se ha extendido y ha generado el pánico no sólo entre los residentes de Hope Village sino a lo largo de Ganta, con algunos ciudadanos describiendo a Dorris Quoi como un fantasma que no debería vivir entre ellos.
Desde que el Ebola irrumpió en el condado de Nimba, este es el primer caso en que los muertos por el virus resucitan.

Fuente:allafrica.com

Anillos de las hadas

El anillo de las hadas también es conocido como el círculo de las hadas o de los elfos. Se trata de un anillo de formación natural rodeado de hongos o de pasto, y puede crecer más de diez metros en diámetro. Este anillo generalmente es un portal al reino de las hadas, o a su lugar de reunión, donde bailan y celebran.

Según el folclore europeo, entrar a uno de estos anillos daba mucha mala suerte. Estaban rodeados de enormes hongos que lanzaban maldiciones sobre cualquiera que entrara al círculo. Otras supersticiones suponían que, si uno entraba a un anillo, al poco tiempo perdería uno de sus ojos. Algunas historias funcionaban como advertencia para las mujeres jóvenes, y les advertían que no tocaran el rocío que había dentro del anillo; si tocaba su piel, traería problemas con ella.

En casi todas las regiones de Europa se consideraba que era malo entrar a un anillo de hadas, porque éstas podían secuestrar a la persona que entrara una vez que estuviera fuera del anillo. Las hadas también podían esperar hasta que uno estuviera dormido y poner a un sustituto en su lugar. Muchas historias también cuentan sobre personas que salieron del anillo y desaparecieron, o sobre otros que entraron y enloquecieron por la música de los elfos. Otras dicen que pisar el suelo dentro de un anillo de hadas le permitiría a uno ver a estas criaturas, pero también expondría a la persona a ilusiones.

hadas

Los anillos de las hadas en el desierto de Namibia

Repartidos en 1.770 kilómetros de una estrecha franja se asientan un puñado de lunares desérticos, también conocidos como anillos de hadas. Estos cráteres de proporciones considerables miden entre 10 y 65 metros de diámetro, y representan uno de los más grandes misterios de la naturaleza.

círculosDurante décadas, se han presentado una serie de teorías, desde la invasión alienígena a gases venenosos, para explicar el fenómeno. El año pasado, un estudio publicado en la revista Science acaparó titulares al asegurar que las termitas de arena eran las culpables. Sin embargo, ninguna de las teorías ha sido completamente probada.

“El punto es que los anillos de hadas aún siguen siendo un misterio. Se han hecho varios trabajos en el campo y en los laboratorios, pero ninguno pudo resolver el problema”, dice Stephan Getzin, científico del Centro Helmholtz para Investigación Medioambiental de Leipzig, Alemania.

círculosnamibia

El vampiro de Silesia

En Silesia, Polonia, un zapatero remendón muy familiar y querido por sus vecinos ,que además gozaba de excelente salud , se quitó un día la vida sin motivo aparente. Su familia lo encontró una tarde del mes de septiembre de 1591 doblado sobre sus instrumentos ; la cabeza girada en un extraño ángulo, el cuello cortado por una de las afiladas herramientas de su oficio y la mano derecha manchada de sangre. Aunque lo negaría más tarde la viuda comprendió inmediatamente que se había suicidado.

La Iglesia católica, cuya fe era en aquella época el credo mayoritario en Polonia, era inflexible en lo que se refería a la salvación de quienes se quitaban la vida ya que al pecar contra Dios que es quien decide el momento de cuando ha llegado el fin de cada persona su alma no subiría al cielo y por ese motivo no podría ser enterrado en suelo Sagrado.
De hecho al visitar los antiguos cementerios de Polonia y los países circundantes se pueden ver tumbas fuera de sus muros donde descansan los restos de los suicidas y las madres solteras; lejos del suelo sagrado pero lo suficientemente cerca de aquello a lo que habían renunciado.

La desgraciada viuda del zapatero decidió que prefería mentir por grave que fuera arriesgar el descanso de su querido esposo sin la bendición del cura, de modo que tapó el corte con el clásico cuello duro que los hombres llevaban en aquella época, y le dijo el sacerdote que había muerto de apoplejía durante la noche.
Dado que el hombre era bastante robusto, algo obeso y bebía bastante, el cura creyò a la viuda cuando le refirió el motivo de su repentina muerte. Así pues el zapatero fue enterrado en el cementerio con la ceremonia que exigía la religión y en medio del afecto de sus vecinos.

Más su alma no recibió descanso; muchos de los habitantes del pueblo afirmaban haberlo visto caminando por la carretera que lleva al cementerio una semana después de haber sido enterrado. No mucho después hubo quienes aseguraron que les había atacado cuando dejaban la taberna para volver a casa ,mordiéndoles la garganta para chupar la sangre.

Aparecieron también varias vacas muertas en los campos de los granjeros a los que el vampiro había dejado secas y la gente del pueblo comenzó a interrogar a la viuda acerca de la muerte de su esposo y aunque reacia, esta confesó el engaňo.
El sacerdote y el alcalde llevaron la cuestión ante el obispo pidiéndole permiso para exhumar el cadáver, el obispo se lo concedió y cuando la tumba fue abierta todo el mundo se quedó asombrado ante el estado en que se encontraba el cuerpo. A pesar de que habían pasado varias semanas de su muerte los miembros del zapatero estaban flexibles y no rígidos, la piel suave, le habían crecido las uñas y el corte en la garganta sangraba como si acabara de hacérselo.
Se tomaron las medidas oportunas: le cortaron los brazos y las piernas, le arrancaron el corazón y lo decapitaron para quemar los restos en una gran pira. Se aseguraron de que sólo quedarán de él las cenizas y la humareda que se levantó era tan pútrida que los habitantes del pueblo vecino se acercaron a preguntar qué ocurría. Finalmente echaron las cenizas al río para cerciorarse de que el vampiro no regresaría.

Antaño se creía que cualquiera que se suicidase, por fuerza se convertiría en vampiro. Esta es una creencia ampliamente extendida por la Iglesia en Inglaterra y en el resto de Europa ya que la persona que decidía su propia muerte no recibía la extremaunción, el rito cristiano del paso al otro mundo. La Biblia es muy clara este respecto cuando dice que la tierra no acepta el cuerpo de un excomulgado, y los suicidas invariablemente eran excomulgados y enterrados fuera del recinto bendecido del cementerio.
Por tanto es lógico que los teólogos asumieran que estas personas no tenían descanso eterno y se convertían en revenants, “no- muertos”.

image

Vampiro de Silesia

Vampiros. Anna Szigeth y Anna Graves.
Ediciones Jaguar.

la casa abandonada

Mi prima me contó cierta vez, que, en la casa donde ella vivía pasaban cosas malas, que ella presentía que ahí había algo, algo muy malo. Igual mi tía, que decía que desde que llegó a vivir ahí se sentía intranquila y se enfermaba seguido, que en las noches escuchaba ruidos, como rasguños en la pared, los perros aullaban hasta morir, y a veces cuando mi tía salía a ver qué pasaba, veía la figura obscura de un hombre bajo el zapotal de esa casa. Los perros aullaban al contemplar esa figura, y se retorcían en aullidos de terror. Bueno, así pasaba.
Un día decidimos mi abue, mi hermana y yo ir como de día de campo a la casa de mi prima. Cuando llegamos, el lugar era muy bonito, completamente en el campo, cerca había un riachuelo, mucha vegetación, etc. Desde el momento en que llegué me sentí intranquila, no sé, como que había “algo” en el ambiente que no me gustaba nada. Lo raro era, que era en pleno día, como a las 12 o 1 de la tarde y se sentía un miedo…. una sensación de pesadez.
Recuerdo que jugábamos con las Barbies en los lavaderos bajo una cobacha, entonces mi prima y mi hermana salieron a traer algo y me quedé sola. Empecé a sentir un miedo indescriptible, nunca había sentido algo así, presentía que algo o alguien estaba detrás de mí, viéndome, mirándome, entonces salí precipitadamente, con el corazón en un vilo, porque sentí que si permanecía un minuto más ahí, sola con “eso” atrás de mí íba a ver algo que haría que me muriera de terror.
A la semana, mi prima y mi tía abandonaron la casa porque les contaron que ahí otras personas veían al Diablo, veían como que había un incendio, escuchaban gritos, y muchas cosas más, y alguien más le dijo que los antiguos dueños de esa casa, igual salieron huyendo de algo que los atormentaba, todos los día,día y noche.