Naturaleza insólita: el tiburón duende.

image

Tiburón goblin

Terrorífico y real, el tiburón duende puede llegar a medir 3 metros y a pesar 150 kilos.

Esta extraňa especie de tiburón no fué descubierta hasta fines del S XIX debido a que su hábitat se reduce a aguas profundas, concretamente partir de los 200 metros de profundidad. Su peculiar cabeza cuenta con un prolongado hocico y con unas mandíbulas que, por si no fuesen atemorizadoras ya de por sí, son  capaces de desplazarse fuera de su boca. Esta capacidad es de enorme utilidad en aguas profundas ya que este tiburón se orienta, como muchos peces abisales, por electro-receptores situados en su cabeza, que le sirven para capturar presas como calamares o pulpos antes de que las otras criaturas puedan detectarlo.

Fascinante y temible, ¿verdad?

image

image