La balsa de la Medusa

La Balsa de la Medusa (1819)  de Théodore Géricault

La Balsa de la Medusa (1819) de Théodore Géricault

En 1816, la fragata Medusa comandando varios navíos, partía de Francia destino a Senegal. La arrogancia de su capitán el  Vizconde Hugues Duroy de Chaumereys, empeñado en llegar el primero, unida a su incompetencia, hizo que el barco se desviase de su rumbo y acabase encallando en un banco de arena frente a las costas de Mauritania.

Los 6 botes de la fragata no eran suficientes para las 400 personas embarcadas  por lo que se decidió construir una rudimentaria balsa donde 146 personas se apiñaron arrastrados por uno de los botes con la intención de llegar a las costas africanas distantes unos 70 kilómetros.

Pero muy pronto el capitán decidió dejar a los náufragos de la balsa abandonados a su suerte. Comienza aquí una terrible experiencia colectiva humana: desesperados, hambrientos y sedientos, se produjeron matanzas donde los más débiles perecieron, unos comieron de sus compañeros muertos y bebieron su sangre, unos se arrojaron al mar ante el espanto y la locura y otros simplemente murieron o se dejaron morir de hambre. Cuando 13 días después la nave Arqus  de forma completamente casual encuentra la balsa,  sólo habían sobrevivido 15 hombres.

Théodore Géricault (1791-1824) alcanzó fama internacional con esta obra de gran formato que se considera una de las grandes del romanticismo francés. Si algún día vais por el Museo del Louvre en París no dejéis de admirar este cuadro, quizá, sólo quizá, podáis sentir el horror de hace casi 200 años.

10 Respuestas a “La balsa de la Medusa

  1. Wow! Sí que es realmente… wow. Pero bueno, si de esos dependiese mi vida… sí, probablemente sería de los que comen para que no se los coman. 🙂

  2. Pues voy a aprovechar esta historia para contaros otra (también real):
    Allá por Julio de 1884, un barco llamado “Mignonette” naufraga a más de 1.000 kilómetros de tierra firme, quedando en una lancha salvavidas 4 marineros: Dudley, Stephens, Brooks y un desdichado grumete huérfano llamado Richard Parker, quien tenía 17 años, pero había mentido y dicho que tenía 18 para poder enrolarse.
    Podéis ver la lancha salvavidas aquí: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/b/bc/Mignonette_lifeboat.jpg
    Tras el naufragio y una vez acabadas todas las provisiones, los cuatro hombres empiezan a pasar las penalidades del hambre y de la sed. Durante 19 días sólo comen una tortuga (entre 4) y beben la poca agua de lluvia que son capaces de conseguir. Pasados esos días, Dudley y Stephens proponen a Brooks matar a Parker para comérselo. Brooks se niega. Siguen pasando los días y Parker, desesperado por la sed, bebe agua del mar y enferma gravemente. Siendo conscientes de que Parker corre serio riesgo de muerte y de lo difícil que es cortar carne una vez muerto (por el rigor mortis), Dudley y Stephens vuelven a proponer a Brooks la muerte del muchacho y Brooks se vuelve a negar. Aún así, el hambre es más poderosa que nada y, mientras Stephens agarra a Parker, Dudley le corta el cuello. La leyenda dice que Stephens murmuró: “por qué yo?”. Acto seguido, vaciaron su sangre y cortaron su cuerpo, alimentándose durante días con los restos del pobre grumete. Al final, hasta Brooks se dio el festín y los acompañó en el macabro banquete.
    Días después, los marineros son rescatados y Dudley y Stephens fueron juzgados y condenados a muerte por asesinato, si bien se les indultó la condena y se les cambió por 6 meses de prisión porque se entendía que la situación era terriblemente dura y que habían actuado por pura desesperación.
    Aquí tenéis la tumba del pobre Stephens:

    Lo más inquietante de esta historia es que décadas antes (1838), Edgar Allan Poe (sí, sí, el mismísimo Edgard Allan Poe) había publicado una novela llamada “LAs aventuras de Arthur Gordon Pym”. En ella, varios náufragos decidían echar a suertes a quién se comían. Al final, le tocaba tan penosa suerte a uno de ellos que se llamaba…Richard Parker (!!). Casualidad? Premonición? Nunca lo sabremos :P.
    Un saludo!

    • “Las aventuras de Arturo Gordon Pym” fue la única novela que Poe escribió, y posiblemente una de las mas espantosas de la historia de la literatura. Recomiendo muchísimo su lectura, que culmina con un final tan sorprendente como enigmático. No tenía ni idea de que esto hubiese ocurrido de verdad!! Coinciden las dos historias hasta en detalles como la tortuga, es realmente sobrecogedor hasta que punto la ficción puede hacerse historia… Me he quedado alucinado!

A los Corazones Nocturnos:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s