Libros de fantasía y terror para pedir y regalar estos Reyes… o siempre.

¿No sabeis qué recomendar  a los  Reyes Magos? ¿Queréis un buen libro y no sabéis cuál solicitar?  Desde el Malvadia queremos daros unas buenas ideas para que triunféis estos Reyes Magos o para que os regalen un libro de lo que buscáis: ¡Pesadillas!!!

Vampiros - varios autores

Vampiros – varios autores

PESADILLAS PASADAS POR SANGRE. Revisiones del mito del vampiro escritas deliciosamente por Byron, Polidori, Gógol, Maupassant, Edgar Allan Poe o Conan Doyle.  Ante tales bastiones os puedo asegurar que esta es una de esas antologías que merecen la pena.  Y si conseguís la edición de VALDEMAR GOTICA sobre este mismo tema, el regalo de sus majestades será aún más impactante.

CAMINARAN SOBRE LA TIERRA – MIGUEL AGUERRALDE

Ed. Dolmen. 17, 95 euros

Caminaran sobre la tierra

Caminaran sobre la tierra

PESADILLAS CON VISCERAS. Argumento de película trepidante: en el S XVII  unas extrañas reliquias fueron robadas para realizar un rito vudú en las selvas de Haití. Pero algo falla y el ritual no sale como se esperaba. 350 años después un buscador de tesoros  encuentra en un pecio hundido frente a las costas de Gran Canaria un  cofre misterioso… Un avaricioso francés, un profesor de Historia y una chica misteriosa  comienzan la búsqueda de una explicación a un enigma oculto durante siglos, una maldición que ha viajado por los mares del tiempo para despertar a los muertos y desatar un infierno en la tierra. Pero las tumbas acaban de abrirse…

Acción , intriga y zombies a raudales!!

JOYLAND – STEPHEN KING

Ed. Plaza y Janes. 12,95 euros

Joyland

Joyland- Stephen King

PESADILLAS FANTASMAGORICAS. Verano de 1973. Carolina del Norte. Devin Jones entra a trabajar en Joyland, un singular parque de atracciones local. La leyenda de un terrible asesinato cometido en la Casa Embrujada y que el fantasma de la muchacha fallecida ronda las atracciones del parque, augura unos meses plagados de misterio, aventura y grandes descubrimientos que cambiarán su vida para siempre.

Stephen King  a veces la lía parda con el final tras un argumento excelente. O nos lleva por multitud de pàrrafos farragosos antes de sorprendernos con un final chulo. Pero en este libro ha conjugado lo bueno de King.  Desde el Malvadia lo recomendamos.

Esperamos vuestras opiniones al respecto.

FELICES REYES Y FELIZ 2014!!!

Claveles y lirios,

Claveles y lirios en el ambiente. Ojos negros como el carbón y brillantes como la luna que se clavan en el blanco vacío de una pared. Por encima de toda la algarabía, su sonrisa contenida que llenaba de nostalgia toda la estancia.

Suenan palmas, se entonan canciones y el sumiso susurro de su silencio parece callar el lugar y gritar a mi oído.  Se oyen disparos fuera, y lejos de abandonar el lugar, se sofocan los gritos con otros más altos, y entran los hombres que van armados.

Una bala enrojecida vierte mi copa, y unas gotas de champán me refrescan las coloradas mejillas inesperadamente. Siguen lanzándose claveles y lirios; las balas tampoco cesan y alguno yace ya sobre un charco ensangrentado, en el suelo; pero por encima de todo se ve su sonrisa roja, que consigue que las batallas parezcan de flores, y que la nostalgia y el champán huelan a carmín y a claveles.

Bloody carnations

La sonrisa

Cuanto más la miraba, más espeluznante se volvía la criatura. Tenía sus ojos como dos pozos negros, fijos en mí y yo quería alejarme pero me resultaba imposible darle la espalda.

No era por esa prominente nariz torcida , ni ese cabello sucio y enmarañado. Ni siquiera era por la sangre acumulada en la esquina de los labios el motivo de mi espanto. Era la sonrisa.

Y cuanto más tiempo me miré en el espejo , más se ensanchó.

Image by Deviantart- Phlip627

Image by Deviantart- Phlip627

 

En la última sesión del Club alguno de vosotros inquirió el por qué LOS ESPEJOS son uno de los 7 MIEDOS del CLub. Pues bien, espero que os haya servido este  ejemplo.

Mi cumpleaños.

cake and cleaver

Hoy es mi cumpleaños. Así fue ayer. Mañana será mi cumpleaños.  Siempre es mi cumpleaños, en un ciclo sin fin. Me gustaría que se detuviera.

Todo comenzó con un deseo que pedí.  Supliquè ese deseo hace siete años.

 “Pide un deseo”, dijo mi madre. Soplé las velas, y deseé  que todos los días fueran mi cumpleaños. Con doce años de edad yo ya había fastidiado mi vida para siempre.

Todos los días vuelvo a los 12. Cada día apestoso de mi vida.  Me despierto cada mañana con mis padres, que me desean un feliz cumpleaños. Tengo una fiesta en la bolera local, abro los diecisiete regalos.  Sonrío y actúo, agradecida por todo.

 Hace seis años, decidí cambiarlo.  Una mañana, asesiné a mi padre, y me pasé el resto del día en la cárcel. Me desperté al día siguiente y mis padres me desearon un feliz cumpleaños. Yo sólo quería que terminara.

He quemado la bolera 97 veces. Maté a todos mis amigos en doce ocasiones. Asesiné a mi madre tres veces, a mi padre catorce.  Durante los últimos seis años, me he divertido matando a la gente.  Y estaba bien, no pasaba nada malo, se despertaban a la mañana siguiente. No pueden morir.

Al menos, eso pensé yo .  Pero ayer, sólo tuve dieciséis regalos.  Y esta mañana, me desperté en la cárcel.

Los hombres de mi vida

Os presento a los hombres de mi vida, los que han forjado mi personalidad y que me han tamizado de tal forma que  hoy soy  la “master” de un Club del Misterio . No están todos los que son pero sí son todos los que están.  Ya habrá una segunda entrega de hombres brillantes que me han hecho pasar ratos inolvidables viendo y leyendo.

Nunca mas

Edgar Allan Poe

GM.jpg

JRR

[caption id="attachment_2284" align="aligncenter" width="194"]Edw.jpg Edward Gorey

Isengard.jpg

Christopher Lee

wpid-akb_05.jpg

Boris Karloff

Perfil.jpeg

Vincent Price

genio.png

Nikola Tesla

Los pequeños corazones perdidos

Esta pintura data de 1891 . Su autor es Frank Bramley y muestra el entierro de un niño chiquitín (fijáos en el ataud). El color de luto, el que se estilaba a la hora de vestirse para homenajear al pequeño difunto, era el blanco.

Mourning Child

Mañana contaremos historias de pequeños corazones que siguen latiendo en el más allá. O tal vez ya estén latiendo de nuevo en este más acá. Sea como sea, que palpiten en nuestro recuerdo y en la esperanza.